¿En qué horario pueden salir los niños a la calle ahora en Madrid?

La presidenta regional Isabel Díaz Ayuso ha tomado otra de las decisiones independientes que la caracterizan para alterar el horario en el cual los niños pueden salir a la calle en la Comunidad de Madrid. Así, desde el jueves 28 de mayo los niños ya pueden salir con unas horas un poco más ajustadas de manera que tengan horario en los momentos del día en los que «comienza la fresca».

Hasta la decisión de Ayuso el horario con el que jugaban los niños en la calle comenzaba a las 12:00 horas y terminaba a las 19:00 horas. Muchas familias se habían quejado acerca de cómo poco después de que los niños salían ya comenzaba el sofoco del mediodía, el cual es bastante aterrador en Madrid (aunque no tanto como lo será el próximo mes y en adelante).

Por ello se ha modificado el horario y ahora los niños, grupo que engloba a todos los menores de 14 años, van a poder salir en dos franjas. La primera de ellas va desde las 10:00 hasta las 13:00 horas, lo que se trata de un bloque muy generoso en el cual los más pequeños podrán disfrutar del buen momento que supone la mañana. Y después podrán volver a salir a las 17:00 horas para estar en la calle si quieren hasta las 21:00 horas. De esa forma disfrutarán de una temperatura más baja, aunque posiblemente muchos padres tampoco quieran que sus hijos estén a las 20:00 y a las 21:00 por las calles.

Para Ayuso lo importante es que terminen de una vez las franjas horarias y ese es su objetivo definitivo. La presidenta no tiene en cuenta los riesgos del contacto entre mayores y niños tal y como confirma que haya decidido reunirlos en varios momentos del día. Al fin y al cabo, los mayores de 70 años pueden salir a la calle de 10:00 a 12:00 horas en la primera franja y después de 19:00 a 20:00 en la segunda. Si nos fijamos bien, ahora ya no hay momento del día en el que los mayores no se puedan cruzar con los niños, que bien sabemos que son uno de los principales focos de contagio para los más pequeños. Y teniendo en cuenta que mayores y pequeños comparten zona de «espaciamiento»: el parque, resulta cuanto menos una decisión polémica.

Añadir un comentario